A este hombre siempre le ha gustado algo de violencia en sus relaciones sexuales y a la chica no le disgusta demasiado. Le ha dado unos azotes y después le ha metido la polla en la boca. Ha sido increíble.