Este tío está cansado de siempre tener que salir con mujeres que tienen los pechos pequeños, por lo que uno de los retos que se había propuesto era ligarse a una tía con buenas tetas. Después de mucho probar, por fin lo ha conseguido. Lo primero que le ha pedido ha sido vérselos y luego se ha sacado la polla para poder colocarla entre ellos. La mujer se los ha apretado y se la ha agitado para hacer que se corra como nunca antes.