Esta chica siempre está probando todos los artículos eróticos que no dejan de salir en el mercado. Está vez se ha decidido por un vibrador muy especial que le va dar mucho placer. Se lo ha metido por el coño una y otra vez hasta que empieza a sentir esos espasmos tan excitantes. Aunque para la grabación quería intentar no correrse por ser demasiado íntimo, al final no ha podido evitarlo.