Esta mujer trabaja como secretaria de dirección y tiene un extenso estrés acumulado. Afortunadamente ha encontrado una manera para poder alejar estas sensaciones de su mente. Lo que hace es meterse los dedos por el chocho cuando llega a su casa; se los mete entre las bragas y luego se pone el mejor porno que pueda llegar a encontrar. Empieza a mover los poco a poco y luego, a medida que quiere más, la aumenta y no duda en alcanzar el orgasmo.