A este tío le encantan los disfraces; siempre que consigue que una mujer se la chupe, le dice que se ponga algo encima porque le pone a tono. Por ejemplo, en esta ocasión se ha encontrado con una chica muy bella que, después de hacerle tomar algunas copas de más se ha mostrado deseosa de poder comerle la polla. Le ha hecho ponerse una especie de peluca en forma de animal que le ha hecho todavía más encantadora para disfrutar más.