Este chico quiere probar una práctica sexual que siempre había tenido en su mente; quiere combinar dos de sus grandes pasiones: quiere ponerse a ver pornografía mientras que su chica le hace una buena mamada; de esta forma quiere saber si puede alcanzar el orgasmo con una mayor intensidad de la que nunca antes ha sido capaz de conseguir. La tía se aplicará al máximo para poder darle placer de esa manera y lo mejor de todo es que lo va a conseguir en un tiempo récord.