Un hombre sabe que su novia siempre se mete los dedos cuando está sola en casa. Esta vez le ha pedido que lo haga mientras está él delante para poder grabarlo todo. La tía se ha ido a la habitación sin sujetador, se ha quitado las bragas una vez que estaba allí y ha empezado a meterse un pequeño vibrador por el coño para intentar llegar al orgasmo. Al final lo ha conseguido.