Esta mujer ha sufrido el acoso de que su jefe se la tenga que follar siempre que estaba estresada. Es por esta razón, por lo que ha colocado una cámara oculta en un lugar clave. Después lo ha seducido; ella se ha abierto de patas voluntariamente en esta ocasión y se ha dejado penetrar en toda una gran cantidad de posiciones diferentes. Cuando ha terminado ha usado la grabación para poder chantajearle y hacer que le suba el sueldo a la cantida deseada.