Este hombre siempre se ha sentido fascinado por el cuerpo de la vecina, aunque es algo gordo sigue teniendo unas buenas tetas, así como un culo maravilloso. Cuando nadie miraba se ha colado en su casa y una vez allí ha colocado una cámara oculta. La ha recogido a la semana siguiente y ha visto como ella se daba una ducha, enseñando todo su cuerpo desnudo en la CAM. Hasta se ha frotado bien el coño, como si supiera que la estaban grabando.