Esta mujer quiere probar algo diferente en sus relaciones sexuales de pareja. Aunque en un primer momento su novio no estaba muy dispuesto a ello, no ha tardado en aceptar. La muy guarra ha querido ir mucho más allá y por esta razón se ha comprado un pene de látex enorme que no ha tardado en introducir en el culo de su chico. Lo peor de todo es que a él no le ha gustado nada.