Esta tía tiene una peculiar manera para poder relajarse; en el momento en el que se encuentra a solas, lo que hace es bajarse las bragas y empezar a meterse los dedos por el coño. Su compañero de piso casi la pilla en una ocasión, por lo que ha puesto una cámara oculta en un lugar estratégico. En el momento en el que ha visto la grabación se la ha encontrado bien abierta de piernas mientras se estaba masturbando.