Este hombre y esta mujer se han ido a una playa desierta a poder relajarse de su día a día. En un momento dado, el hombre se ha calentado y le ha parecido bien tocarle el coño a su novia durante un buen rato para ayudarla a llegar al clímax. Le ha metido los dedos por el chocho y se lo ha ido estimulando mientras ella no se podía resistir. Ha conseguido llegar al orgasmo en un tiempo récord.