Este hombre se ha ligado a una chica que se ha pasado con el alcohol, lo cual ha sido muy sencillo. Lo primero que le ha pedido a la tía es que le hiciera una de esas mamadas que no olvidaría en toda su vida. Ella, al no tener fuerza de voluntad, no ha puesto ningún tipo de objeción. Ha abierto la boca y ha utilizado una técnica muy placentera para que se corriera.