Un hombre ha perdido una apuesta con un amigo y por ello se tiene que acostar con una persona mayor. Ha tenido que llamar a un servicio de escorts y pedir que le trajeses a la más vieja posible. Después se ha bajado los pantalones y le ha pedido a la mujer que se metiera su polla en la boca y que se la empezase a chupar durante un buen rato hasta que se le corriera dentro.