Esta pareja va a celebrar sus 10 años de casados de una manera muy especial. Se han ido a un hotel al que estaban pensando en ir desde hacía ya mucho tiempo. La mujer ha preparado una técnica muy especial para poder excitarle lo máximo posible; se ha metido la polla en la boca y la ha ido chupando como si fuera un helado, poco a poco para que no se acabase. El tío ha quedado encantado.