Esta pareja estaba tomando el sol tranquilamente en la terraza y ha llegado a un punto en el que se han empezado a calentar. Entonces ella se ha bajado las bragas y le ha pedido al otro que le meta su enorme polla; ella necesita su estimulación manual para poder alcanzar el orgasmo por lo que, mientras se la mete, se va estimulando el clítoris. Empiezan follando con muy poca velocidad pero luego, a medida que les va gustando, van incrementando el ritmo todavía más.