Esta pareja quiere especializarse en el mundo del sexo anal y, por esta razón, tienen que practicar un poco de antemano para que la situación puede llegar a resultar lo más placentera posible. El tío ha comprado un lubricante que ha extendido a lo largo de todo el culo de su chica. Una vez que estaba bien restregado, el siguiente paso ha sido coger una enorme polla-vibrador que había comprado para la ocasión y la ha penetrado toda una gran cantidad ocasiones. A ella le ha encantado así que están preparados para el sexo anal.