Una pareja se están grabando para poder registrar lo felices que eran al inicio de su relación cuando no han podido evitar excitarse. La tía, antes de darse cuenta, se ha metido la polla del otro en la polla durante un buen rato para chuparla como nunca antes lo ha hecho. El hombre ha tenido que hacer gala de todo su autocontrol para no llegar a correrse dentro de su boca, algo que no ha conseguido.