Esta mujer es una guarra de mucho cuidado y siempre está realizando toda una gran cantidad de grabaciones en donde pone a prueba sus límites en el ámbito sexual. Por ejemplo, en esta ocasión se ha puesto a cuatro patas y se ha metido los dedos por el culo y por el coño para poder determinar cuál era la profundidad y así vencer todos sus límites. Lo se ha hecho también que hasta ha conseguido llegar al placer final de unas fórmulas que jamás se habría podido imaginar.