Un chico está desesperado: lleva ya mucho tiempo sin acostarse con una tía llegando a un punto hasta de tener depresión. Por esta razón le ha pedido algo muy especial a una amiga, que le haga una mamada. Aunque al principio ella ha dicho que no porque tiene novio, en el momento en el que le ha visto la polla no se ha podido resistir a metérsela en la boca hasta que la ha hecho explotar.