A una chica le han dado la oportunidad de trabajar en una línea erótica a través de su casa para ganar mucho dinero. El único requisito se basa en que tiene que grabarse completamente desnuda mientras se pasa un enorme vibrador por su coño para poder masturbarse como nunca lo ha hecho antes. Al principio estará un poco indecisa pero luego lo encontrará hasta divertido y no tardará en hacerlo.