Un hombre se había jurado a si mismo que nunca más volverá a follar con su ex novia. Sin embargo, ha ido a verle con una faldita muy ajustada y no ha podido evitar que su polla se le agrandase en todo momento. Ella estaba tan caliente que ha accedido a que la graben mientras se masturba. Después se ha dejado follar en una gran cantidad de posturas diferentes. El tío tendrá la grabación para poder verla cuando quiera.